Cómo hacer una valoración de las prendas tu armario

Queda poco para entrar en la primavera, y en pocas semanas nos enfrentaremos al cambio armario para adecuar nuestra ropa a la nueva temporada. Puede ser un buen momento para analizar en profundidad qué prendas atesoras, y valorar si deben quedarse o es hora de dejarlas ir.

En este tutorial te explico cómo valorar las prendas que tienes, qué criterios debes tener en cuenta y una metodología para que sea un proceso organizado y exitoso.

1.       SACA LAS PRENDAS DE TU ARMARIO Y ORGANÍZALAS

Elige un día en el que tengas tiempo suficiente, libérate de distracciones, y por qué no, pon tu música preferida para disfrutar de este proceso.

Empieza sacando todas las prendas que tienes en tu armario y agrúpalas en estas categorías:

  • Prendas superiores exteriores: americanas, chaquetas, chaquetones, cazadoras, abrigos, gabardinas… etc.
  • Prendas superiores interiores: camisas, camisetas, polos, tops, jerséis, blusas… etc.
  • Prendas inferiores: pantalones, faldas, shorts, vestidos… etc.

Las categorías son las mismas tanto para hombres como mujeres. Es importante que separes así la ropa para facilitar los siguientes pasos.

2.       OBSERVA y VALORA CADA  PRENDA

Para cada categoría revisa con atención, prenda a prenda, los siguientes atributos:

  • El desgaste del tejido: especialmente en camisas y americanas observa los cuellos y los puños y en las prendas de lana o punto valora si existen bolas, pequeños rotos o enganches.
  • El desgaste del color: revisa que no haya perdido intensidad con los lavados. Pon atención al color blanco pues es un color delicado que con el uso va perdiendo su luminosidad. Es probable que necesite renovarse más frecuentemente.
  • El estado de dobladillos y bajos
  • El estado de la prenda en general: si falta algún botón, el estado de las hebillas, pespuntes, bolsillos… etc.

3.       COMPRUEBA QUE LA TALLA ES CORRECTA

Es importante que te vayas probando las prendas para comprobar que te sientan bien y te favorecen.

Para aquellas prendas que se te hayan quedado pequeñas, valora con sinceridad si tienes intención de perder peso, y si esa intención no está y te sientes conforme con tu figura y peso actual, retira esa prenda porque está ocupando un valioso espacio y además, cada vez que abras el armario y la veas, te va a recordar ese cambio corporal.

Si por el contrario una prenda te viene un poco grande, tienes la opción de arreglarla entallándola, bien por ti mismo si sabes coser, bien entregándola a quien sepa hacerlo.

Aún sin variar el peso, puede ser que probándote las prendas observes que tu cuerpo ha variado y un patrón que te favorecía ahora no lo hace. Quizás tu cintura se ha ensanchado, ya hora no te veas bien ajustado con prendas entalladas que antes sí te gustaban.

Todas las prendas que no te vaya a poner, retíralas. Más tarde decidirás qué vas a hacer con ellas.

4.       VALORA SI TE AGRADA Y SI ESTÁ DESFASADA A NIVEL DE TENDENCIA

Ante el espejo, mírate con amor y valora si te gusta cómo te sienta la prenda.

Si la sientes aburrida y sin gracia, ten en cuenta que es posible customizar la prenda: añadir un drapeado en un costado, poner algún accesorio o adorno, jugar con el largo de las mangas o los bajos… etc. Desarrolla tu parte más creativa para dar una nueva vida a algunas piezas.

Puede pasar que tengas prendas que encontrabas muy favorecedoras y te encantaron durante unos años, pero de las que, sin saber por qué, te has cansado o ya no te ves igual con ellas. Esto es muy normal pues, aunque no queramos, estamos influidos por las tendencias de la moda.

Si no se te ocurre cómo dar una segunda vida a estas prendas que ahora ves clásicas o pasadas de moda, mejor también retíralas.

Puede ser que te sorprendas al encontrar prendas que no usabas o incluso que ha habías olvidado que tenías. Por eso es importante vaciar todo tu armario, poner las prendas a la vista y probártelas.

5.       RETIRA LAS PRENDAS QUE NO CUMPLAN CON ESTOS REQUISITOS

Decide qué prendas pueden arreglarse y las que no, retíralas.

Retirarlas significa que salgan del armario dónde están las prendas que vistes diariamente para que no ocupen espacio físico y visual. Acumular ropa genera desorden y dificulta encontrar las prendas que realmente sí aportan valor en tu armario.

Según el estado en que se encuentren, puedes regalarlas, donarlas, venderlas como ropa de segunda mano, reciclarlas o, si tienes espacio, guardarlas en cajas. Pero sé práctico y sincero contigo mismo, que una prenda no se quede contigo por apego.

6.       CREA Y FOTOGRAFÍA TUS OUTFITS (INCLUYENDO ACCESORIOS)

Aprovecha que tienes todas las prendas fuera para crear looks.

Saca también tus accesorios (calzado, cinturones, bolsos o pañuelos) y empieza a crear y hacer fotos de los looks que vayan surgiendo. Juega y experimenta, ¡comprobarás que aparecen combinaciones en las que ni habías pensado!

Tener fotografiados tus looks te va a ayudar muchísimo a elegir tu indumentaria.

Puedes imprimirlos y tenerlos a mano o pegados en las puertas del armario. Tener preparados algunos outfits te ayudará a simplificar tu día a día, a usar toda tu ropa, a verte bien siempre y a ahorrar tiempo por las mañanas.

7.       HAZ UNA LISTA PARA COMPRAR LO QUE NECESITAS

En función de las prendas que has retirado por no estar en óptimas condiciones o por no sentarte bien, y de las prendas que creas que necesitas para completar los outfits que has ido creado, haz una lista para comprar lo que necesites.

Todo este proceso de valoración de armario te va a servir para tener claras tus necesidades de nuevas piezas, marcar objetivos concretos y hacer compras más conscientes.

8.       COLOCA NUEVAMENTE LAS PRENDAS EN TU ARMARIO, ORGANIZÁNDOLAS POR CATEGORÍAS

Una vez ya tengas identificadas las prendas que sí deben permanecer en tu armario, vuelve a colocarlas organizándolas por las categorías que hiciste al principio del proceso.

Ten en cuenta que también puedes considerar separarlas por ámbitos de vida, por ejemplo: social y laboral.

Un tip a recordar para tener las suficientes prendas que permitan generar variedad de outfits es la regla del 3 x 1, que aplica tanto para hombres como para mujeres. Por cada prenda inferior (pantalón o falda) deberías tener 3 prendas superiores (camisa, camiseta, jersey, top, blusa o polo).  Aplica esta fórmula cuando crees tus looks para identificar si tienes prendas suficientes.

Hacer esta valoración de las prendas de tu armario por lo menos una vez al año, te ayudará a mantenerlo organizado. ¡Anímate con el cambio de temporada a poner en práctica estos consejos y darle luz y vida a tu armario!

Texto transcrito por Encarna Mateo

Si deseas ver el vídeo de este tutorial sigue este enlace:

https://www.instagram.com/tv/CLsuiuzIFqu/?utm_source=ig_web_copy_link

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Start typing and press Enter to search

Abrir chat