El efecto de la mascarilla en la imagen personal

Según las últimas noticias, el uso de la mascarilla será obligatorio, tanto en espacios cerrados como en la calle, cuando no podemos garantizar mantener la distancia mínima interpersonal. Ello conlleva, sin duda, un efecto en la imagen que proyectamos.

Nuestra imagen no es la misma: con mascarilla o sin mascarilla.

Su uso es una buena práctica desde la perspectiva médica para evitar contagiar y ser contagiado.

Sin embargo, la mascarilla oculta una parte significativa de nuestra expresión facial. Es una barrera que, junto con el distanciamiento social, nos hace más inaccesibles y aunque no queramos, más lejanos y duros.

Recordemos que eran los vaqueros, los bandidos, los ladrones… que, para no ser descubiertos, tapaban la parte inferior de su rostro.

De la misma forma, la mascarilla cubre una parte importante de la cara, la boca que, junto con los ojos, son la esencia de la expresión facial.

Aquí tenéis las interpretaciones de la expresión de la boca, para tener constancia de lo que no vamos a poder mostrar:

  • Comisuras hacia arriba indican alegría y bienestar. Una sonrisa auténtica tiene el poder de suavizar cualquier situación, por complicada que parezca.
  • Comisuras hacia abajo indican tristeza, desagrado.
  • Los labios apretados significan que estamos pensando en algo que no queremos verbalizar, estamos conteniendo un mensaje.
  • La sonrisa asimétrica, en la que las comisuras no suben a la vez por igual, indica sonrisa fingida o soberbia.

Ahora bien, ¿cómo equilibrar mi expresión para proyectarme de forma más cercana, simpática y afable?

La forma de compensar este aspecto es a través de la expresión ocular y comunicación verbal.

Al llevar la máscara los ojos toman el protagonismo, por este motivo aconsejo a las mujeres potenciar la mirada mediante el maquillaje. Para ello puedes seguir estos sencillos y efectivos pasos:

  1. Utiliza sombras claras: color cava, rosa pálido, gris perla…. Con un pincel ancho cubre todo el párpado móvil. La tonalidad clara iluminará tu mirada y tus ojos parecerán más grandes.
  2. Resigue la parte superior del párpado móvil con eyeliner, justo en la raíz de las pestañas. Si no tienes experiencia o te resulta difícil mejor opta por el lápiz khajal, de forma que si la raya no te queda seguida puedes difuminarla con un pincel fino.
  3. Cubre las pestañas superiores con rímel, para aportar volumen y reforzar tu mirada.

Referente a la comunicación verbal, debemos buscar esa aproximación mediante las palabras, el contenido de las mismas y la forma de pronunciarlas. Por supuesto que es posible abrazar con las palabras, este será uno más de los nuevos retos para una época de cambios, sólo hace falta tomar consciencia y ponerlo en práctica.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Start typing and press Enter to search

Abrir chat